LA ELEGANCIA DEL PINGÜINO: ¡Por Crom! ¡Vuelve Conan!

sábado, 5 de septiembre de 2009

¡Por Crom! ¡Vuelve Conan!



Vuelve Conan.

Sí, como leéis, el guerrero cimmerio (que no cimborrio) parido por la mente del autor estadounidense Robert E. Howard, volverá a la gran pantalla para deleite de todos aquellos que nos flipamos en los años 80 con sus aventuras cinematográficas. En la nueva versión, como era de suponer no estará Arnold Schawarzenneger, aunque aún no ha trascendido su sustituto. Las productoras que se encargan del proyecto son Millenium Films y Lionsgate, y el director, Marcus Nispel, responsable de films como El Guía del Desfiladero o los remakes de La Matanza de Texas y Viernes Trece. Parece que Scorsese y Polanski estaban ocupados.

Esperamos con ansia esta nueva visión de las andanzas del héroe hiborio, aunque siendo totalmente conscientes de lo difícil que será superar el antológico film que John Milius nos legó en 1981 bajo el título de Conan el Barbaro. Y es que pese a que el propio director y un tal Oliver Stone (¿le suena a alguien?) escribieron un guión que destrozaba sin ningún tipo de piedad los cánones literarios del personaje (mezclando argumentos y personajes de diferentes historias y mundos ideados por Howard), el resultado final era de una solvencia y fuerza que hizo las delicias de todo aquél que tuviese el más mínimo gusto por el cine de aventuras.

Pero es que la cosa estaba fácil contando con un personaje de la fuerza (en todos los sentidos) de Conan. Porque vivir una historia con Conan es apostar por caballo ganador. La duda no es si saldrá vivo de una situación, sino en cuantos trozos despedazará a sus adversarios. Porque Conan es así, bárbaro, sino lo llamarían Conan el delicado, y eso no molaría tanto. Aunque bueno, como siempre recuerdan los estudiosos del personaje, podrá ser un bárbaro, sí, pero no un salvaje. Y como ejemplo, esa inolvidable escena en la que ante la filosófica pregunta de qué es lo mejor en la vida, el cimmerio responde con la no menos profunda reflexión: “Aplastar enemigos, verlos destrozados y escuchar el lamento de sus mujeres”. Pura filosofía Zen.

No hay que olvidarse de la conocida ideología pro-fascista con la que John Milius quiso impregnar a la palícula. Pero, sinceramente, cuando de niño me sentaba delante de la tele con mi bocadillo de nocilla a visionar (por enésima vez) la película, no había un tío que me pareciese más democrático que Conan, por lo menos a la hora de dar castañas: daba igual que fueses negro o blanco, chica o chico, alto o bajo, si sangrabas y se te podía hacer daño, él te golpeaba. Repartía para todos. Viva el comunismo.

Y por supuesto, hay que señalar el factor que hizo convertirse definitivamente a esta película en una obra de culto: la banda sonora. El compositor griego, Basil Poledouros, creó una partitura perfecta que quedará para siempre entre las mejores de la historia del Cine. Y es que es escuchar los tamboraes de Anvil of Crom, y a uno le apetece pisar cabezas. ¡¡¡Por Crom!!!

Luego llegaría su secuela, Conan el destructor, y las series animadas, los comics, los juegos de rol, lo videojuegos...pero eso, eso es otra historia.



4 comentarios:

asturiana dijo...

No puedo hacer comentarios a la mayoria de tus escritos porque no leo comics ni veo peliculas actuales. Yo me quedé en las maravillosas comedias de Billy Wilder, aquel "hombre tranquilo", "diligencia" "ce ntauros del desierto", "uvas de la ira".... de Jonh Ford o "el halcón maltés", "la reina de Africa" y demás de Jonh Huston, los "suspenses" de Hitchcock y, en fin, todas esas antiguallas que me parecen fantásticas. Con los libros me pasa lo mismo, sigo releyendo"la regenta", por ejemplo. De los comics prefiero no hablar, no los entiendo. Por todo ésto, no puedo hacer comentarios salvo de algun escrito de otro tipo., pero tu sigue escribiendo porque lo haces muy bien. Te felicito.

Papá Pingüino dijo...

Gracias asturiana.

Que no te engañen mis conocimientos sobre la cultura popular: yo tampoco leo comics, pero opino de todo, que por algo soy español ;).

Y no te cortes para comentar auque no tengas ni idea del tema. Yo soy un experto en hablar de cosas que no sé. Además, este es un blog con espíruto increpador. ¡Viva la polémica!

Un saludo.

Toni dijo...

¡joder tío, cómo que no lees comics!Tanto Asturiana como tú os perdeis algo bueno de lo que hay en la vida. Comprendo que no entendais este tipo de literatura porque no es fácil, la verdad es que si lees a Borges y Kant lo de los comics se hace realmente complicado.Hace tiepo que no leo un comic pero te puedo asegurar que hay pocas personas que hallan devorado tantos "Conan" como lo hice yo, tiempos ha...Por cierto felicidades por el blog, es muy bueno,y a diferencia de otros que hacen amigos míos éste siempre está actualizado...solo una crítica inocente: ese Zaca es realmente un CAGÓN... pero no por hacerse algo involuntario encima(la situación lo disculpa),no, es un soberano cagón por tener a McGiver como referencia...no quiero hacer sangre...esta es mi primera misiva y no quiero empezar con mal pie...un saludo.

Papá Pingüino dijo...

Gracias Toni.

Como decía, este blog es increpador por naturaleza, así que tus comentarios críticos son muy bien recibidos.

Respecto a los problemas estomacales de Zaca, yo creo que hay que relacionarlos más con la fabada que se había comido ese día. Aunque lo de McGiver no lo descarto. De todos modos habrá que preguntárselo.

En cuanto a los comics, solo decir que no leo muchos, no. Pero no lo digo para defenderme, sino para que nadie piense que soy un experto en la materia. Éso sí, yo tb me leí un porrón de Conan, o mejor dicho, me ojeé un porrón, porque con tanta tía semi desnuda al final me costaba mantener la concentración en los argumentos...

Un saludo pingüino!