LA ELEGANCIA DEL PINGÜINO: Fiebre en las Gradas

lunes, 12 de enero de 2009

Fiebre en las Gradas


Ayer fui al Molinón y el Sporting ganó 2-1. Así me gusta. Para la próxima goleada.

Este año he abandonado la grada proletaria para subir a los cielos. En mi nuevo asiento, que está situado en lo más alto de la tribuna construida para el Mundial del 82, diviso perfectamente el terreno de juego, las gradas, el recinto de la Feria de Muestras, la Providencia, el mar y el Musel. Escarmentado estoy ya de tantos años padeciendo abortos futbolísticos como para evitarme lugares a donde mirar cuando la cosa se ponga aburrida. En este sitio estoy como un rey: cambio la dirección de juego, doy órdenes al equipo, tiro, centro, remato…en definitiva, me siento poderoso. El problema es que al comienzo de temporada no veía un pimiento. Durante los primeros encuentros pensé que se debía a que al ser Domingo, la resaca de la noche anterior me hacía ver nublado. Pero poco después, con la perspicacia que me caracteriza y dado que tampoco soy hombre de excesos desmedidos, fui asociando el asunto a un posible problema de visión. Y en efecto: he descubierto que soy miope. No pasa nada, la vida sigue. El problema es que al dinero que me dejé para hacerme socio (más el plus de no haberlo sido el año anterior, manda huevos…) tuve que añadirle el gasto de hacerme unas gafas. Coste total de mi amor por el Sporting: una panojada.

No obstante, ningún dinero es suficiente para ver al Sporting, y más esperando que el equipo me lo supiese recompensar con un fútbol espectáculo de primera. Y en efecto, en el comienzo de liga hubo mucho espectáculo, pero negativo. No sumamos ni un punto en los 5 primeros partidos y fuimos el equipo más goleado no solo de España, sino de Europa. ¡PUXA SPORTING! nunca hacemos las cosas a medias. Eso sí, según fueron pasando las jornadas fuimos pillándole el tranquillo a la categoría, y a día de hoy luchamos con el Málaga por ostentar la importantísima etiqueta de “equipo revelación”.Tamos que nos salimos.

Pero bueno, se gane o se pierda, la verdad es que en el estadio te los pasas muy bien, ya que una de las mejores cosas que tiene ir a ver fútbol en directo es que estás rodeado de todo tipo de especímenes:
-En primer lugar está el experto, que sabe de fútbol más que nadie porque, o bien ha sido o es jugador, o bien lleva “toda la vida” siendo socio del Sporting, “desde antes de que nacieses chabalín”.
-En segundo lugar nos encontramos al nerviosu, ese que sufre un infarto de miocardio desde el mismo momento que posa el culo en el asiento. Especialmente molesto fue la temporada que tuve que padecer en mis carnes a un indivíduo (desconocido) de esta categoría, el cual tenía la incomoda costumbre de abrazarse a mí cada vez que marcábamos un gol (o lo que es peor, cuando él creía que lo habíamos marcado, que para mi desgracia era muy a menudo…). No se lo recomiendo a nadie.
-En tercer lugar tenemos al brasas, el indivíduo que insulta a todo tipo de persona que esté en el terreno de juego, ya sea jugador de su propio equipo, jugador del contrario, jugador de su equipo pero que ni siquiera está en el campo aunque él piensa que sí, al árbitro, o incluso a las asistencias médicas.
-En cuarto lugar está el contradictorio, que sienta cátedra cada vez que abre la boca para después decir lo contrario. Véase como ejemplo este mismo Domingo, cuando mi anónimo compañero de butaca, tras haberse lucido Sastre haciendo un regate senteció a voz en grito “si hace esto Ronaldinho, sale mañana en todos los periódicos”; para justo a continuación, al perder el susodicho jugador rojiblanco la pelota, interrumpirse a sí mismo y gritar:"¡¡¡Sastre inútil!!!"

Todos estos personajes y muchos más que no voy a recordar aquí, son los que le dan su gracia a ir al fútbol cada Domingo y pagar por ello. Si no, no dejaría de ser el mero acto de ver a 22 tíos en calzones corriendo detrás de una pelota. Y eso no mola nada.

6 comentarios:

geluty dijo...

Hola chabalin, me siento muy identificado con alguno de los personajes que describes en tu articulo, es mas hasta creo que algunas frases son del “menda” pero es lo que tiene el “espiritu sportinguita” que uno en esas circutancias pierde un poco los papeles, pero bueno a veces es bueno olvidarse un poco de los problemas diarios y sacar la mala uva.
¡PUXA SPORTING!
geluty

El Buzo dijo...

Tienes razón, pingüino, hay tantos personajes que no estaría guay descubrirlos a todos. Hay que ir y vivirlos. Como el que dijo "Dasaiev, voy a metete los misiles por el culo". Claro que eran tiempos, todavía, de la guerra fría. Lo bueno es que la realidad es inagotable. Y el sportinguismo también.

Papa Pingüino dijo...

Geluty, tu yes un grande del Molinón aunque no vayas a los partidos, ya lo sabes. Participas de topos estos personajes a la vez pero sin ser ninguno de ellos.Eso es lo bueno.

Buzo, el paisanaje sportinguista es para dedicarle un blog exclusivo. Darme tiempo...

Anónimo dijo...

¿Qué pasa con los que no nos interesa el futbol? Me aburrooooooo.
Tienes que poner temas variados!!!!.
Comenta algo como...... el culebrón de Sin Tetas no hay paraiso. Seguro que te visita un montón de gente.
Firmado: Compañera de trabajo que te regaló unas estupendas gafas con nariz para ver mejor el partido(para lo que hay que ver).

Papa Pingüino dijo...

Quiero hacer el blog de temática variada, pero es que el curro me ocupa tanto tiempo y me requiere tanto esfuerzo que me quedo sin fuelle...pero claro, si otr@s trabajasen más y no medejasen recados frikis (tipo Hºde la Tierra Media, etc...) podría dedicarle el tiempo que se merece...eso sí, si me dejas alguna galleta de las que tú ya sabes igual llego a casa con energía suficiente...

pd:gracias por las gafas, son la cuenta para ir al festival de cine.

Anónimo dijo...

Este pingüino promete. Busaca tiempo que me gusta leer lo que escribes. No es frío, como la zona en la que habita tu especie.
Besu.
Carapato