LA ELEGANCIA DEL PINGÜINO: Cosmofobia

viernes, 16 de enero de 2009

Cosmofobia


Era cuestión de tiempo que apareciese esta noticia: "Científicos alemanes confirman la existencia de un agujero negro en el centro de la Vía Láctea" (ELPAIS.COM).

Según la Wikipedia, un agujero negro responde a esta esclarecedora descripción: "región del espacio-tiempo provocada por una gran concentración de masa en su interior, con enorme aumento de la densidad, lo que provoca un campo gravitatorio tal que ninguna partícula material, ni siquiera los fotones de luz, puede escapar de dicha región". O sea, un puto ojete cósmico que se lo traga todo. Para tranquilizarnos, el Doctor Robert Massey de la Real Sociedad Astronómica comentó para la BBC que "pensamos en los agujeros negros como una amenaza, pues si te acercas demasiado a ellos puedes meterte en problemas. Lo cierto es que también han tenido un papel en la creación de galaxias, no sólo la nuestra". Ahora ya nos quedamos todos mucho más tranquilos.

Por lo visto, hay agujeros negros activos, que son los que te joden vivo. También existen los inactivos, como el nuestro, que están durmiendo la siesta sin meterse con nadie. Nuestro vecino responde al nombre de Sagitario A, y es un agujero supermasivo situado a 27.000 años luz de la tierra (254.000 millones de millones de kilómetros).¡Bienvenido a ésta, nuestra Vía Lactea, Sagi!. Prometemos no molestarte para que sigas durmiendo plácidamente.

Llamadme raro, pero siempre me han dado muy mal rollito todos estos temas del Universo. Por supuesto, reconozco que preocuparme por estos asuntos no deja de ser ridículo sabiendo que somos seres insignificantes en medio de la inmensidad cósmica. Como decía Carl Sagan, "el universo no fue hecho a medida del hombre (ni del pingüino); tampoco le es hostil... simplemente es indiferente". Eso lo entendemos todos, pero que te engulla un agujero gigante o te caiga el cielo encima (como decían los galos) no entra dentro de mis planes de futuro. Y sí, ya sé que un agujero negro no se traga una galaxia en dos días, pero ¿quién dice que no me reencarnaré en polvo interestelar y me vaya a acabar tragando ese tumor sideral?

Pero lo que de verdad me ha aterrado desde mi más tierna infancia es pensar que en cualquier momento nos puede caer un pedrusco incandescente del espacio y aplastarnos a todos como a los dinosaurios. Eso sí que es un amenaza real en potencia. El impacto de un gran asteroide, meteoro, o meteorito (para las cosas malas siempre hay muchos sinónimos), pegaría tal pepino en la Tierra que, además de provocar Tsunamis gigantescos en caso de caer en el agua, ascenderían toneladas de polvo a la atmósfera produciéndose lo que los expertos han dado en llamar un "invierno nuclear": un periodo de tiempo prolongado (unos dos años) durante el cual no nos llegaría la luz del Sol y la mayoría de seres vivos la espicharíamos. ¡Pa habernos matao! Como esto suceda, confiemos en que Bruce Willis ande cerca para echarnos una mano...

Supongo que es mi ignorancia supina en la materia lo que me hace comerme la cabeza. Como decía Homer Simpson "debería haberme leído el libro del tío ese en silla de ruedas". Pero no lo he hecho, ni pienso. El Universo me da yuyu.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

hola! q pasa pingüín! interesante el tema.. tengo yo un documental de estos q te dan al comprar el pais los domingos sobre el cosmos.. cuando qieras te lo dejo pa q lo veas con detenimiento... ah no! ye veradad! que un dia que nos pusimos a verlo con paola acabaste encerrau en la habitación debajo la cama escapando del cosmos.. veo que la terapia te esta ayudando ahora al menos ya te atreves a hablar del universo..

Papa Pingüino dijo...

Uf, tngo un ligero recuerdo de dicho suceso. Lo hiciste a traicón, sin duda: terapia de choque supongo. Pero funcionó, sobre todo para La Gacela, que empezó ella muy digna a verlo y acabó increpando a los expertos de la NASA para que evitasen que el cosmos nos tragase.
Pero seamos sinceros, a quién no de la mal rollo un documental titulado:Los Agujeros Negros, la mayor fuerza destructora del Universo...cagon la mar, ye recordarlo y se me ponen las plumas de punta (por cierto, ¿los pingüinos tenemos plumas o pelos? no estoy seguro...)

Anónimo dijo...

Que guapo ye metenos el mieu en el cuerpu a todos eh!!!! Si el espacio sideral no te deja dormir a ti, no hagas que los demás tengamos que pagar por ello, y deja ya de transmitir tus fobias!!!!Como un día empiece yo a hablar de serpientes y arañas te cagas Don Pinguino.
Natalia

Anónimo dijo...

jaja así q cosmofobia eh...juassss

A.C.

Anónimo dijo...

XLsemanal de esti domingo, página 58, que lo disfrutes...

Papá Pingüino dijo...

Estimad@ anonim@, prefiero que me hagas un resumen ;)