LA ELEGANCIA DEL PINGÜINO: La charla del pescado

martes, 5 de octubre de 2010

La charla del pescado

Hay muchos tipos de clientes. Uno de los más complejos, sin duda, es "el señor mayor". Si a ese se le añade, de paso, "el despistado", la cosa se pone chunga. Y si a todo ello se le suma a su vez "el que viene a por un encargo"...a temblar.

-Hola. Me han encargado un libro.
-Dígame.
-El último libro de un autor asturiano...de nombre...Rape.
-¿Rape?
-Sí, sí, Rape.
-¿Seguro? La verdad es que no conozco a ningún autor, asturiano o no, que se llame Rape.
-Pues juraría que se llama así...

Se me enciende la bombilla.

-Disculpe, ¿No será Salmón? ¿Menéndez Salmón?
Esi! -exclama.

Estaba claro que la cosa iba de pescados.

-El autor de "El Desarme" -continúa el  buen hombre.
-"El Derrumbe" -le corrijo.
Esi! "El Derrumbe". ¡Chaval! yes un fenómeno.

No lo sabes bien.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Diálogo de besugos...;P

Buen Sur dijo...

Pero este venía con información, era de los espabilaos.

Pequeño calamar dijo...

El miércoles me acerco por el Ártico en el cambio de turno y hablamos de todo tipo de peces. Por cierto, este sábado, después de encontrarme con otro buen pescao opositor y común amigo, me acerqué hasta tu iglú de los sábados de noche, pero no te vi. A ver el miércoles.

Cuervo dijo...

Hace un porrón de años una amiga mía tenía una tienda de productos naturales y vendía unas colonias que se llamaban "El jardín de Jimmy Boy". Un día entró una señora pidiéndole una colonia de azahar del Jardín de Woody Allen... :D

Papá Pingüino dijo...

Jajajaja!! Muy buena. Lo que me parece a mí es que aquella señora se había fumado lo que tenía Woody Allen en el jardín...;)
Si es que la peña es la caña. Yo aquí rindo tributo al cliente, que conste que no me río de él. Pero es que ni el mejor guionista puede inventarse algunas de las situaciones que vivimos los que pringamos de cara al público...