LA ELEGANCIA DEL PINGÜINO: Tratado Melangótico Vol. I

lunes, 17 de enero de 2011

Tratado Melangótico Vol. I

-El melangótico es melangótico si Papa Pingüino, creador del término, lo considera oportuno. Por 25 euros lo considerará.
-El melangótico no teme a la oscuridad, como mucho, a chocar con un mueble cuando apaga la luz.
-El melangótico teme a la muerte y no soporta el rollo del “carpe diem”; ha crecido con Kurt Cobain: ¡Viva la melancolía!
-El melangótico no tiene problemas de insomnio, y si los tiene se entretiene contando murciélagos.
-Al melangótico le aburren las películas de Tim Burton, aunque reconoce que estéticamente son muy molonas.
-Al melangótico le gustan las películas de serie B de la Hammer: siempre es de su agrado el visionado de vampiresas semidesnudas y damiselas en corsé.
-El melangótico es victoriano porque ha crecido con Drácula, Sherlock Holmes y las películas Disney.
-El melangótico se ríe cada vez que puede, a poder ser con las manos en las caderas y con risa melangótica...MUJAJAJAJAJAJAJA.
-El melangótico odia a los metrosexuales, sobre todo a los que...¡qué cojones! los odia a todos.
-Para el melangótico la vida está pintada por Caspar David Friedrich.
-El melangótico tiene un abrigo negro como el del Nosferatu de Murnau.
-El melangótico lee de todo, pero sobre todo literatura melangótica.
-El melangótico considera el “Razorblade Romance” de H-I-M el mejor disco de los últimos 20 años
-El melangótico piensa que es Jim Morrison el que imita a Bunbury.
-El melangótico sabe que los Reyes Magos no existen; son el Canon de Pachelbel.
-El melangótico casi entiende una película de David Lynch.
-El melangótico no hace de cuerpo, se purifica.
-Al melangótico le gustan los relatos de vampiros, pero vampiros melangóticos, nada de vampiros crepusculares con tupé y gafas de sol.
-El melangótico sabe que, como decían en “La Bella y la Bestia”, la belleza está en el interior, aunque tiene claro que al final de la película la bestia se convierte en un príncipe guapo.
-Al melangótico no le gusta tomar el sol, pero va a la playa para ver tías en bikini.
-Para un melangótico "Tocata y fuga" es su propio "Himno de la Alegría".
-El melangótico está a favor del aborto desde que ve por primera vez “La semilla del diablo”.
-El melangótico piensa que el profesor Ambrosius de “El Baile de los Vampiros” es el profesor ideal que nunca ha tenido.


7 comentarios:

Buen Sur dijo...

Pues no estaría mal ser así de melangótico, y poder fumarse un cigarrito y cantar a la vez ¿y dices que sólo son 25 euros? Igual te lo pido.

Papá Pingüino dijo...

Ahora en España ya no podríamos ver esa imagen fumadora en un concierto... ¿Te imaginas a Philipe Marlowe en un bareto de noche sin fumar? Menudo ful...
La ley antitabaco tiene su lado positivo, pero solo por la pérdida de romanticismo que supone para la vida nocturna (que ya no andaba de por sí muy sobrada al respecto) yo la rechazo.

Por cierto, si quieres te otorgo el título de melangótico gratis, por ser colega blogger ;) (los melangóticos somos así)

Buen Sur dijo...

Acepto, gracias. Me hace ilusión, mira tú.

Papá Pingüino dijo...

Por el poder que me ha otorgado Edgar Allan Poe, Ville Valo, Friedrich y Bela Lugosi, designo a BUEN SUR melangótico de pleno derecho.

Ya está :)

Noela dijo...

Me gusta!
te sigo :)

akasha dijo...

yo supongo q por llevar tu sangre ya soy melangotica no????

Papá Pingüino dijo...

La duda ofende ;)