LA ELEGANCIA DEL PINGÜINO: Vasos de leche, bocadillos de nocilla y cintas de vídeo.

jueves, 15 de julio de 2010

Vasos de leche, bocadillos de nocilla y cintas de vídeo.




Ayer vi "La Jungla de Cristal"; la emitieron en Cuatro, canal experto en rescatar gloriosas películas de nuestra infancia. Es refrescante volver a ver a John Maclain matando a soviéticos malosos que bajo su fachada de psicópatas rojos ansían quedarse con la pasta americana. Una profunda denuncia del comunismo. Con el revisionado de este tipo de pelis te das cuenta de cómo pasa el tiempo. Seguro que si grabasen hoy un remake de la "Jungla de Cristal" el resultado sería totalmente diferente: del héroe duro, delgaducho, de incipiente calvicie y pelo en el pecho, pasaríamos al guaperas metrosexual con músculos de diseño, diamantes en las orejas, corte de pelo última moda y culo depilado. Por supuesto, los malos serían terroristas islámicos. Viva la Alianza de Civilizaciones. Y es que ya no quedan héroes de acción como los de antes... y menos aún figuras como la de Bruce Willis, un tío que además de salvar al mundo del terrorismo y de un meteorito, consigue casarse con Demi Moore (y todo en la misma década). Irrepetible. 

Con los años nos volvemos cada vez más nostálgicos. Aún recuerdo la primera película que grabé con el vídeo de casa: "Jasón y los Agonautas". Un peliculón. La vi aproximadamente un millón de veces. Podría parecer que ya entonces me interesaba la cultura clásica, pero lo que a mí me molaban eran las luchas de los argonautas con los monstruos mitológicos. Pim-pam-pum. Inolvidables aquellos esqueletos que se movían con los cutrísimos efectos stop-motion pero que a mí me resultaban flipantes. Qué tiempos...

Otra película que recaló tempranamete en mis cintas VHS para ser reproducida incesantemente fue "Kingboxer". O lo que viene siendo Van Damme currando al feo de Tong Po (y haciendo el spagat seimpre que podía, por supuesto). Con este film se sentaron las bases del celuloide de artes marciales de serie B: chico occidental (a poder ser norteamericano) que llega a un país oriental donde lisian o matan a su amigo o hermano. Para vengarse, aprende a dar hostias como calderos con un profesor asiático (viejo, pequeñito, y que lleva siglos sin instruir a nadie hasta que el prota le convence) mientras le enseña consejos fen-shui. Dar cera, pulir cera.

Pero sin duda alguna, "Star Wars" es la película más trascendental de mi infancia. Hay un antes y un después en la vida de cualquier crío tras ver las andanzas de Luke Skywalker. ¿Qué sería de nuestra niñez sin haber imitado el sonido de un sable laser? ¿Hay algo en la vida de mayor valor espiritual que los saberes de La Fuerza? ¿Cómo abriríamos las puertas de un ascensor sin nuestros poderes Jedi? ¿Tendrían nuestras mascotas nombres molones de no ser por los personajes de "La Guerra de las Galaxias?" ¿Cómo justificaríamos nuestros actos moralmente discutibles de no existir El Lado Oscuro? ¿Entenderíamos la diversidad linguística española de no llevar toda una vida debatiendo si se pronuncia "j-e-d-i" o "j-e-d-a-i"? El calado de la obra de George Lucas trasciende todo tipo de razonamientos. De niños queríamos ser Caballeros Jedi. De adultos lo SOMOS. 

No me juzguéis. Soy hijo de la cultura pop y de las películas de serie B. De Conan y Rambo. De Sensación de Vivir y Melrose Place. Eso explica muchas cosas. Que la fuerza me acompañe...

5 comentarios:

Pequeño calamar dijo...

Me encanta el final, Papa Pingüino. Pero mi fanatismo hacia tu blog ha ido terriblemente en aumento al descubrir una pequeña joya en forma de confesión pingüina sobre la metrosexualidad. Eso si que es un análisis sociológico de verdad. Felicitaciones calamardas.

Papá Pingüino dijo...

Mis más produndos agradecimientos calamardos ;)
La vida del metrosexual es muy complicada, estimado cefalópodo. Echarse cremitas, depilarse el ojete, vivir al día...la fama cuesta.

Diego García dijo...

hola!! acabo de descubrirte por el concurso este de los premios 20blogs y nada, que muchisima suerte!!!

y bueno, ya que estoy te permito que te pases por el mio que participa en humor.. y si quieres también te permito que lo votes!! xDD

un saludo!! :D
sorcios.com

SE dijo...

Bueno, yo también soy hijo de la serie B y tengo recuerdos de todas esas pelis que mencionas, aunque lo de Melrose Place... también soy hijo del metal, así que eso me daba demasiada grima como para acercarme a un televisor en el que la estuvieran emitiendo...

Un saludo, nos leemos.

Humor,cosecha89-90 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.