LA ELEGANCIA DEL PINGÜINO: El Hobbit. Historia de una ida y...¿vuelta?

martes, 27 de enero de 2009

El Hobbit. Historia de una ida y...¿vuelta?



Cuando conocimos la noticia de que Guillermo Del Toro era el elegido para adaptar en la gran pantalla El Hobbit (precuela literaria del El Señor de los Anillos), los seguidores de Tolkien nos congratulamos pensando que era el mejor director posible para sustituir al otrora gordito Peter Jackson. Nos las prometíamos muy felices imaginando al mexicano en su casa, con esa pinta de Enano de Moria (pronúnciese "Morrrrria" en lenguaje enaníl), ataviado con un pijama de Gollum y unas zapatillas de pies peludos, discurriendo como nadie la forma de poner en imágenes las primeras aventuras de Gandalf y Bilbo Bolsón.

Pero la cosa no podía ser tan bonita. La alarma saltó cuando Del Toro reconoció que nunca había podido terminar de leer El Señor de los Anillos porque le resultaba "demasiado denso". SACRILEGIO. El Hobbit era otra cosa, ese sí que se lo había leído (que era pequeñito, con dibujos y letra grande). Por supuesto dijo que le encantaba desde siempre y tal...pero ya erademasiado tarde. El daño en la comunidad friki estaba hecho.

Personalmente, no dudo de que Guillermo Del Toro pueda hacer una versión estupenda de la novela. Si consiguió hacer entretenida una película sin argumento (¿alguien ha dicho algo de un fauno?), seguro que podrá hacer una digna adaptación del maravilloso cuento de Tolkien. Pero al menos de primeras, asusta pensar que ni siquiera se ha leído su continuación literaria. Es como querer hacer los primeros episodios de STAR WARS sin haber visto los originales (George Lucas, tú sí que los habías visto, de hecho los escribiste, así que lo tuyo no tiene perdón...).

Para evitarnos preocupaciones innecesarias, Del Toro debería de haber dicho lo típico en estos casos "la peli está bien, pero el libro es mucho mejor". Frase infalible. Pero al simpático mexicano se le ocurrió ser sincero precisamente con la clase de persona con la que nunca se debe serlo: un friki. Y la cagó.

Por eso ahora, independientemente de mis espectativas personales, deseo por la integridad física del director que El Hobbit esté a la altura del original literario. Porque si hay algo más peligroso que un grupo de orcos enfadados, es un grupo de frikis-tolkianos enfadados...y en la vida real no hay magos que te protejan.

5 comentarios:

Isaac dijo...

Llamadme raro si queréis, pero yo siempre he pensado que estas pelis (las ya hechas y la nueva) quedarían mucho mejor en dibujos animados... Sé que hubo una especie de intento hace años (Ralph Bakshi, 1978) que todos aquellos interesados en la técnica del, posiblemente, oscar a la mejor película extranjera de este año, deberían investigar.

Papa Pingüino dijo...

Hombre, puede que el mundo imaginario que ideó Tolkien sea más fácil representarlo con dibujos animados, como la mayoría de los cuentos de fantasía. Pero el poderío visual de las películas de Peter Jackson posiblemente conseguiría el beneplácito del autor.

Como bien señalas, existe una versión animada del ESDLA, pero es una birria porque se quedó a medias en la historia. Por lo visto la idea era continuarla con una segunda parte que comprendiese el último libro y medio, pero el proyecto nunca se recuperó. También existe una serie para la televisión tanto de El Hobbit como de ELSDA. Un poco cutres, aunque simpáticas.

El Hobbit:http://es.youtube.com/watch?v=XSHLGnexe-w&feature=related

ESDLA: http://es.youtube.com/watch?v=sQlldfU08uw&feature=related

Isaac dijo...

Gracias, Me apunto tus enlaces... Por cierto, si dominas el idioma de la pérfida Albión, existe una dramatización de la BBC (tanto del Hobbit como del Señor de los Anillos) para la radio que está muy requetebien y que se pueden pedir, a cambio de unas cuantas libras, por Amazon o similares... Eso sí, efectos visuales = 0%

Saludos

Papa Pingüino dijo...

Gracias, aunque los conocimentos de este pongüino en el inglis pitinglis no creo que sean suficientes.

Anónimo dijo...

FRIKIS